Los seguidores de la fiebre del teatro musical viajan en AVE

El Rey Leon El Musical en el metro de Madrid

El periódico El Mundo confirmaba hace unos días que en los espectáculos de teatro musical más de la mitad del público suele ser de fuera de la ciudad y ha utilizado el tren de alta velocidad como medio de transporte.

Parece que cada vez más los viajes a Madrid suelen ir acompañados de una visita al teatro a ver un musical. Es más, seguramente muchos de ellos han sido planificados pensando de antemano en ver éxitos como El Rey León El Musical o Priscilla, reina del desierto.

Los grandes musicales saben de esta tendencia, y por eso planifican sus estrategias para atraer público de Valencia, Huesca, Zaragoza, Alicante o Guadalajara, que el AVE les permite acudir a Madrid de forma rápida. Catalanes y andaluces completan este podio que varía su orden según la obra. El flujo de público es tanto que incluso los promotores han llegado a mantener conversaciones con Renfe para ver si se retrasaría el último tren AVE para facilitar la visita en un solo día (y muchos de nosotros lo agradeceríamos, ya que los últimos trenes AVE salen a las 10 y los musicales suelen terminar más tarde).

Renfe-AVE-Semana-Santa-ocupacion_EDIIMA20130404_0258_4

Los madrileños apenas suponen el 50% de la media de los espectadores que acuden atraídos por una oferta de ocio que no se puede ver en su propia ciudad. El Rey León El Musical es el ejemplo máximo del momento. A principios de agosto empezó su quinta temporada en la capital y desde que empezó han pasado más de dos millones de personas en las más de 1.500 funciones realizadas (además vendiendo todas las localidades). Sus responsables aseguran que el espectáculo no irá de gira por toda España como hicieron con otros musicales Hoy no me puedo levantar o Cabaret.

Por lo visto, con 170 personas trabajando en cada función es muy complicado sostener un espectáculo en gira. Eso supone un equipo enorme y la necesidad de un teatro adaptado, tanto por el patio de butacas como por el escenario, para poder acoger números como la apertura de El ciclo vital en la que aparecen las figuras de jirafas de siete metros de alto y elefantes de cuatro metros de largo (No obstante, hemos visto montajes de este calibre de gira… como La Bella y la Bestia, El Musical que llevaba su propio escenario giratorio).

En Priscilla, el otro gran éxito del género, no se niegan a la posibilidad de visitar otras ciudades. Aunque puntualizan que se trataría de una adaptación. Una en la que se construiría otro autobús -el decorado principal- que fuera totalmente desmontable para viajar encima de los diferentes escenarios.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.